Música

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian templates google Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 27 de octubre de 2014

003. No sé


No sé de tus prefijos,
paz de alguna caricia deshojada
ni sé, de aquella mano demasiada,
cuando mis horas duermen tempranas de prolijos,

no sé si aún recuerdas aquellos regocijos,
sobre esta tarde incierta y esperada,
cuando hieres a golpe de esa espada
que dan tus acertijos.

No sé si el escribirte sea justo,
un pensamiento cristo de otro permanecer,
no sé si muero u vivo en mi vetusto

cuerpo desamparado, que un día pudo ser,
no sé si el tiempo, fue sombra de arbusto
cuando en mis manos fuiste, solamente mujer.


Juan José Cautivo
©Derechos Reservados del autor®
PERÚ - AYACUCHO

002. Al final, nuestro sentimiento


Estaba por la sombra de un olvido
como una noche que hiere esta verdad,
como si algún amor fuera piedad
en el rezo de un verso, ya vivido...

Me invadieron tus días que he querido,
tus labios extraviados en la edad
de aquellos locos sueños de oquedad,
cuando te recordaba siendo nido.

Porque solo al final nos entregamos
como esos dos suspiros, dando al viento
las alas de un te quiero, con un vamos

por los duros caminos de otro aliento,
para hallarnos eternos, mientras damos
a nuestro corazón... ¡Un sentimiento!


Juan José Cautivo
©Derechos Reservados del autor®
PERÚ - AYACUCHO

domingo, 26 de octubre de 2014

001. Lo olvidé

Hay cosas que uno deja por ser caradura,
un atorrante con perseverancia,
algunas por olvido u ignorancia
otras por terquedad y arrogancia,
en fin, cosas que al final... nos pasa la factura. 
"Versos sueltos" (Juan José Cautivo)

Ha transcurrido el tiempo
y tus rosas, quedaron de recuerdo a un respiro.

Sé que después de todo, nunca pude dejar
de quererte por nuestros días,
por cosas siempre ajenas.

Pero... ¡Callé las voces de mi alma!
¡Olvidé de lo nuestro, de los azules limpios,
de esas flores crecidas!
¡De nuestras travesuras en los dedos,
de las noches perdidas en nuestros encuentros,
de esa oportunidad prendida cada día,
de sembrar dos latidos a la luz de esa luna!

¡Sé que en todo perdí, de amar los instantes
nacidos con tus besos!

Olvidé que no existen mañanas
sin tener un presente,
que no quedan recuerdos sin los besos bien dados.

¡Lo olvidé!... Me olvidé
volar en nuestro viento,
olvidé el sentimiento de entregarte
porque nadie me dijo
que tu ausencia sería un solo verso
sobre este vil silencio, 
atado al corazón... que pronto ha de dormir.


Juan José Cautivo
©Derechos Reservados del autor®
PERÚ - AYACUCHO
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...